sábado, 5 de mayo de 2007

Reciclaje


Ya lo he visto un poco por todas partes, quizás desde que salí de Zagreb, pero la cosa se acentúa conforme uno va más al este.

Los autobuses urbanos e interurbanos, e incluso en muchos casos los tranvías, que se ven por las ciudades muchas veces resultan ser viejos aparatos (de 30 o 40 años a veces) procedentes de Francia, Alemania, Suiza...Hasta aquí todo normal, así funciona el mercado...lo curioso es que casi siempre mantienen los letreros originales y así, he podido ver en Tashkent, por ejemplo, un autobus de la empresa "L. García" que probablemente me supere en edad, y otro de una empresa de Pontevedra (no recuerdo el nombre) que quizás llevara a mis padres en su viaje de novios por Galicia allá por los sesenta.

De otros reciclajes mas domésticos no hay mucha noticia.

1 comentario:

Deborah Fernández dijo...

¡Fascinante!
(encontrarías también cosas escritas a navaja en los asientos...Paquita te adoro...)